Mircea Eliade

por pessoaficionado

El 9 de marzo de 1907 nació en Bucarest el novelista y filósofo rumano Mircea Eliade, quien está considerado como uno de los fundadores de la historia moderna de las religiones. Es que este escritor que dominaba a la perfección ocho idiomas (sabía hablar y escribir en rumano, alemán, italiano, inglés, francés, hebreo, persa y sánscrito), elaboró una visión comparada de las religiones, a través de la cual halló vínculos de proximidad entre diversas culturas y momentos históricos.

Una vez que concluyó su bachillerato en Bucarest, Eliade estudió Filosofía. En ese contexto, viajó a Italia, donde conoció al investigador Giuseppe Tucci, para realizar un estudio sobre la Filosofía en el Renacimiento Italiano. Tiempo después, el joven se trasladaría hasta la India, territorio en el cual aprendió el idioma y conoció en detalle la tradición religiosa del hinduismo.

En 1940, año en el que abandonó su tarea vinculada a la enseñanza desarrollada en Bucarest desde 1932, el escritor es nombrado agregado cultural de la Embajada de Rumania en Londres y, más tarde, en Lisboa.

Ya finalizada la Segunda Guerra Mundial, Mircea Eliade viaja a París y allí se convierte en profesor de la École Pratique des Hautes Études, cargo que ejerció hasta 1957. Ese mismo año, sería nombrado Catedrático de Historia de las Religiones en la Universidad de Chicago, institución en la que enseñará hasta el momento de su muerte, que tuvo lugar el 22 de abril de 1986.

“El mito del eterno retorno”, “Tratado de historia de las religiones”, “Cómo encontré la Piedra Filosofal”, “El burdel de las gitanas”, “A la sombra de una flor de lis”, “Tiempo de un centenario”, “La noche de San Juan”, “Isabel y las aguas del Diablo” y “El vuelo mágico” son algunos de los títulos que forman parte de la obra literaria de este autor rumano que llegó a formar parte del Círculo Eranos.

“El mito es una realidad. No es sólo una imagen del pasado, sino un instrumento que el ser humano utiliza continuamente para percibir lo sagrado. Para ilustrar esta impresionante conclusión Eliade se adentra en las mitologías de la antigua Grecia, de los romanos, de los aborígenes de Australia, de los Vedas, del Medioevo europeo. o de las obras de Picasso, Joyce o Ionesco.”